Firmas extranjeras compran la maquinaria de 35 empresas del mueble en la Comunitat

35-empresas

La valenciana Hurtado Rivas revende los equipos de sociedades quebradas en países como Arabia, Turquía, Pakistán o Perú

 

La empresa valenciana Hurtado Rivas ha hecho de los estragos de la crisis económica una de sus líneas de negocio. La sociedad, especializada en robótica, ya ha vendido en el extranjero la maquinaria de 40 extintas empresas del mueble -35 de ellas de la Comunitat-. El material se destina a empresas ubicadas en naciones como Arabia, Turquía, Pakistán, Perú, República Dominicana, Marruecos o Argelia, según detalla uno de los gerentes de la mercantil, Alberto Hurtado.

Según la empresa, en los últimos años la demanda de maquinaria usada ha llegado a superar a la nueva. “Los fabricantes de muebles optan por equipos semi nuevos debido al miedo a un futuro todavía incierto, y también a la falta de financiación”. En este contexto, Hurtado Rivas ha puesto el foco en llegar a acuerdos con empresas que han suspendido su actividad y en adquirir los activos de firmas en concurso de acreedores. “No es agradable tener que comprar líneas de fabricación de muebles o tablero en concurso, pero el mercado nos ha empujado a esta línea de negocio”, explica Hurtado.

Según añade, la crisis de España “ha traspasado fronteras y ha llegado a oídos de empresarios de todo el mundo que han acudido para cubrir sus necesidades productivas a precios más que razonables”. “Hay que tener en cuenta que entre los años 2000 y 2007 el parque de maquinaria nueva creció desmedidamente en nuestro país. Estaba sobredimensionado para una demanda cada vez más menguante, y con el inicio de la crisis, en 2008, el sector dejó de demandar maquinaria nueva y cambiaron las reglas del juego”, cuenta. Hace unos meses la firma cerró una de las operaciones en Turquía. Un empresario sirio cuya empresa había sido destruida por la guerra del país decidió reiniciar su actividad de fabricación de muebles para tiendas y hoteles en la frontera con Turquía. Hurtado Rivas, que fue quien les proporcionó la maquinaria, “mandó a técnicos a la zona para culminar la instalación con una inversión de cinco millones de euros”, según explican.

Otro ejemplo es el de la empresa Wing Chair radicada el Lahore (Pakistán) y dedicada a la fabricación de muebles de gama alta para hoteles, tiendas y particulares. En este caso la sociedad ha optado por ampliar sus instalaciones para modernizar su actual producción artesanal con la compra a Hurtado Rivas de una maquinaria moderna adecuada a sus necesidades. La inversión permitirá a Wing aumentar su producción un 300% y reducir sus costes laborales entre un 15% y un 20%.

En Argelia, la empresa Societé Generale Entreprise, situada en la localidad de Wilaya Constantine, ha comprado a Hurtado Rivas 22 máquinas para la fabricación de muebles de cocina y otros artículos. Los equipos proceden de una empresa que los adquirió en 2014 pero que tuvo que cerrar al poco tiempo. A finales de junio se trasladará un técnico de Hurtado Rivas al lugar para asesorar el montaje junto con el personal de la empresa, que ocupa una superficie de 2.500 metros cuadrados.

La valenciana Hurtado Rivas, que cuenta con más de cuarenta años en el diseño, producción y comercialización de sistemas productivos y de automatización para diversos sectores, facturó 6,5 millones de euros en 2014, un 8% más tras haber rozado los 6 el ejercicio anterior. Según explica la empresa, su crecimiento se debe a continuos desarrollos de I+D+I y a la mejora constante de su equipo de ingeniería y robots industriales con los que llevan a cabo la automatización industrial.

 

Aquí puedes leer el artículo original de Las Provincias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *